Compartir

Un emocionado hombre de Estado. Ésta es la imagen que decidió ofrecer a su país Silvio Berlusconi en la tarde en la que el Pueblo de la Libertad (PDL) había convocado a sus seguidores en Roma a desagraviar al líder por la condena firme a cuatro años de prisión -reducidos a uno de arresto domiciliario o servicios sociales- por fraude fiscal cuando estaba al frente del Gobierno. La cita llegaba al c…