martes, 29 septiembre 2020 9:54

Israel incluye 91 colonias en Palestina en la lista de “prioridad nacional”

“El Gobierno ha incluido 91 asentamientos entre las 600 localidades que recibirán beneficios. Esto supone que la gente que quiera irse a vivir a los asentamientos recibirá beneficios, lo que hace cuestionarse la voluntad del Gobierno de lograr la paz”, declaró a Efe Yariv Openheimer, presidente de la ONG israelí Shalom Ajshav (Paz Ahora).

En su opinión, está claro que el ejecutivo encabezado por Benjamín Netanyahu “no es serio sobre sus intenciones de salir de los asentamientos si está invirtiendo dinero en ellos. Esta decisión pone un gran signo de interrogación a las intenciones de desmantelar los asentamientos en pro del proceso de paz”.

Las ciudades y comunidades que aparecen en la lista aprobada hoy podrán solicitar becas y ayudas para su desarrollo y sus residentes tendrán beneficios fiscales y subvenciones para proyectos comerciales, culturales, empresariales, medioambientales y urbanísticos.

Según Shalom Ajshav, de las 91 colonias incluidas en la lista, 75 están fuera de los grandes asentamientos.

Algunas de ellas están entre las que no se prevé que queden bajo soberanía israelí tras la firma de un eventual acuerdo de paz.

“No hay un cambio de política sino un signo más de que el Gobierno está comprometido con la expansión de los asentamientos, incluidos los que están aislados y tienen un carácter político (ideológico). Este año, han añadido nueve de esos asentamientos a la lista y han sacado otros tres que estaban en la anterior”, explica Openheimer.

Según el digital Ynet, la aprobación hoy por parte del gabinete de la lista de ciudades y comunidades que tendrán la consideración de prioridad nacional generó una diferencia de opiniones entre la ministra de Justicia y negociadora en el proceso de paz con los palestinos, Tzipi Livni, y el ministro de Economía y defensor de la colonización de Palestina, Naftali Benet.

“Debemos seguir alentando la construcción en Judea y Samaria (nombres bíblicos para Cisjordania)”, dijo Benet, tras comentar Livni que no se deberían incluir en la lista las comunidades “peligrosas”.

El ministro de Protección Medioambiental, Amir Peretz, criticó la medida y aseguró que se trata de “una cuestión política y no de prioridad nacional, que va en contra de los esfuerzos para promocionar la paz”.