Compartir

Nueve días después del fatídico accidente en el que perdieron la vida 79 personas, el interventor del tren, Antonio Martín Marugán, cruzaba ayer la puerta de los Juzgados de Santiago para comparecer ante el juez instructor del caso, Luis Aláez, en calidad de testigo. Lo hacía tras ser citado por el propio magistrado después de que el maquinista del convoy, Francisco José Garzón, confesara que fue …