Compartir

El malestar en la calle por los problemas que tiene España (paro, corrupción, crisis y políticos, según el barómetro del CIS) ha hecho retroceder a los dos grandes partidos, los únicos que han gobernado en los años de recesión y desempleo, a quienes los ciudadanos castigan con fuerza. En las elecciones de noviembre de 2011, el PP y el PSOE sumaban el 73,4 por ciento de los votos, y ahora se quedan…