Compartir

Los humanos solemos tener la propensión de amarrarnos a las cosas y a los que nos rodean, negándonos a aceptar que nada nos pertenece. Ello nos impide salir de la 'zona de confort' y poder madurar definitivamente. El papel de los psicólogos, ante dramas tan impactantes como el accidente ferroviario, es precisamente hacernos comprender que las pérdidas son circunstancias inherentes a nuestra mortal…