Compartir

El Gobierno se ha puesto buena nota en su propia evaluación de la reforma laboral que aprobó el año pasado -sin consenso con los agentes sociales ni con los grupos parlamentarios-. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, aseguró que la reforma laboral ha evitado la destrucción de 225.800 empleos en su primer año de aplicación. El informe subraya que aunque la recesión se profundizó en 2012 y han desa…