Compartir

Koskinen es un exejecutivo del gigante hipotecario intervenido por el Gobierno Freddie Mac y fue el segundo de la alcaldía de Washington entre 2000 y 2003.

Necesitará la confirmación del Senado para convertirse en el nuevo comisionado del IRS y “es un experto en dar la vuelta a instituciones en necesidad de reforma”, indicó Obama en un comunicado al anunciar su nominación.

“Cada parte de nuestro gobierno debe operar con absoluta integridad y eso es especialmente cierto para el IRS”, según Obama, quien se mostró seguro de que Koskinen hará “lo que sea necesario” para “restaurar la confianza del público” en esa agencia tras el escándalo.

Fue un informe del Inspector General del IRS el que destapó el excesivo escrutinio realizado a grupos de tendencia conservadora.

De acuerdo con ese reporte, el IRS seleccionó para una revisión especial a cerca de 300 grupos que habían solicitado una exención de impuestos, de los que 72 llevaban como nombre alguna alusión al movimiento Tea Party, 13 tenían la palabra “patriota” y otros 11 mencionaban “9/12”, en referencia al “Proyecto 9/12” del columnista conservador Glenn Beck.

Grupos de tendencia progresista también fueron objeto de una supervisión similar a la ejercida sobre otros conservadores por el IRS, según documentos divulgados recientemente por el legislador demócrata Elijah Cummings.

Tras el escándalo Obama nombró a Daniel Werfel como comisionado interino para el IRS y dijo que permanecería en el cargo hasta finales de septiembre.