Compartir

Al menos 40 personas han muerto y otras 100 han resultado heridas este jueves en Homs al estallar un depósito de municiones perteneciente a las milicias partidarias del régimen, según ha informado ONG siria. El balance corre el riesgo de agravarse porque varios heridos se encuentran en estado grave, precisó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), recalcando que la explosión se debía probablemente a disparos rebeldes.

Esta organización no gubernamental (ONG) había señalado 22 muertos en su balance anterior. El OSDH ha indicado que la explosión fue causada probablemente por disparos rebeldes, y ha precisado que el depósito pertenecía a las Fuerzas de Defensa Nacional, milicianos partidarios del régimen de Bashar el Asad.

Los cohetes también cayeron en Wadi al Zaha, así como en Akruma y al Nozha, barrios en el sur de Homs habitados por alauitas, una comunidad a la cual pertenece Asad. Esta explosión causó daños enormes, agregó la misma fuente, cuya sede se encuentra en Gran Bretaña y que se basa en informaciones de una red de militantes y fuentes médicas en Siria.