Compartir

Se trata del mayor descenso en estos meses desde que comenzó la crisis y supone una caída de desempleados de 2.250 personas diarios desde marzo, quinto mes consecutivo en que se reduce el desempleo registrado, ha dicho Rajoy en una comparecencia en el Senado.

Si se mide desde principios de año, añadió, es la mayor caída del paro entre enero y julio desde 2006, es decir, antes de que comenzara la crisis.

El presidente español afirmó que el dato muestra que “hasta en el aspecto más cruel de la crisis”, el paro, la situación mejora, y aunque ha dejado claro que “no podemos considerar esto como un triunfo” sí es “un indicador de que el viento en la economía española está cambiando” y “no va bien pero va mejor”.

Aunque el desempleo registrado que se conocerá mañana estará por debajo de los cinco millones según lo adelantado hoy por el presidente del Gobierno, se considera más fiable la Encuesta de Población Activa (EPA), ya que refleja a las personas buscando activamente trabajo, y hay parados no registrados en las oficinas de empleo.

Según esta encuesta, publicada a finales de julio, el número de personas sin trabajo se redujo en 225.200 personas en el segundo trimestre, hasta alcanzar los 5.977.500, y la tasa de desempleo cayó nueve décimas respecto al primer trimestre del año para situarse en el 26,26 por ciento de la población activa.