Compartir

El Parque de Bonaval, antiguo cementerio de Compostela, es hoy uno de los pulmones de la ciudad. Y ayer respiró -vaya sí respiró- durante el acto civil en homenaje a las víctimas del accidente de tren. Respiró con la voz de la cantante Uxía al interpretar «Alalá das mariñas»; con los acordes de la Real Filharmonía de Galicia en «Negra sombra»; y con el sonido del gaitero Xosé Manuel Budiño. Pero r…