Compartir

Correa, en el discurso inaugural de la XII cumbre de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA), que se celebra en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil (suroeste) subrayó la necesidad de defender a los pueblos ante estas manifestaciones de poder.

Es necesario “evitar que nuestras democracias sean restringidas” y “mantener nuestras soberanías, que están en peligro con ese orden mundial inmoral”, señaló el gobernante, quien consideró que el borrador de declaración final de la cumbre es “tremendamente tibio” ante estas amenazas.

Criticó el espionaje internacional, las trasnacionales, los centros internacionales de arbitraje y a la prensa “mala”, que calificó de “letal” para las democracias, al tiempo que cuestionó el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) y reclamó reformas en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH).