Compartir

El Real Automóvil Club de España (RACE), en colaboración con BP y Castrol, lanzan en la operación salida de agosto la campaña ?stop distracciones? que tiene por objeto lanzar mensajes de prevención que eviten las cinco distracciones más presentes en la conducción: utilizar el móvil, las preocupaciones personales y el estrés, manipular dispositivos apartando las manos del volante, apartar la vista de la carretera y atender a los niños mientras se conduce.

El hecho de que la conducción sea una tarea compleja que requiere un alto nivel de atención, provoca que la distracción del conductor sea la primera causa de siniestralidad en España, por encima de la infracción a la norma, la velocidad inadecuada, el cansancio o sueño. El tipo de accidente más relacionado con las distracciones son las salidas de vía, seguido del choque por alcance y del atropello.

En el año 2011 la distracción fue un factor concurrente en el 39 % de los accidentes con víctimas, con un total de 32.497 accidentes, donde fallecieron 904 personas y 4.590 resultaron heridas. En el 2012, de los 1.010 accidentes mortales ocurridos en carretera, 517 tuvieron como factor concurrente la distracción, lo que representa el 51 %, es decir, en uno de cada dos accidentes mortales que se han producido en España ha existido una distracción (sin datos de Cataluña).

Respecto a la accidentalidad en tráfico en verano, agosto es, junto a julio, el mes de mayor siniestralidad del año, con aproximadamente 200 personas fallecidas y 1.000 que resultan heridas graves, en cerca de los 40 millones de desplazamientos que se producen cada mes de agosto.

Tanto el Race, como BP y Castrol, presentaron el pasado mes de mayo el ?barómetro de las distracciones?, como punto de inicio de una serie de acciones que bajo el título ?stop distracciones?, tienen como objetivo concienciar sobre la importancia de evitar las descuidos en la conducción para mejorar la seguridad vial.

La campaña de concienciación de cara a los desplazamientos de verano se realizará en 675 estaciones de servicio de BP a partir del 30 de julio. Para hacer llegar los mensajes claves a los usuarios se han desarrollado una serie de materiales en distintos formatos para ser entregados a los automovilistas cuando paren a descansar en las estaciones de servicio, que recuerdan al conductor la importancia de no distraerse al volante y los principales mensajes de prevención.

En síntesis, es necesario planificar y preparar todo lo que puedan necesitar los niños antes del desplazamiento. Tres de cada cuatro conductores reconocen que si viajan con niños en los asientos traseros frecuentemente se vuelven o miran por el retrovisor. Al volante hay que estar relajado. El estrés y las preocupaciones personales es el tipo de distracción que más accidentes y situaciones de riesgo provoca.

El 54 % de los conductores reconoce manipular el navegador, un dispositivo móvil, o la radio. Existen también las distracciones más tradicionales, como fumar, asearse o buscar algo en la guantera. Un 46 % reconoce distraerse hablando por el móvil incluso con el manos libres. Chatear por el móvil es la conducta distractora más peligrosa.

El Reglamento General de Circulación establece que el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.

Se establece como infracción grave, con una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos, el conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente en la conducción. Tienen la misma gravedad y cuantía de multa el conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación.