Compartir

Media hora después del inicio de la sesión, ese índice sumaba 41,51 puntos para colocarse en las 15.563,48 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 ganaba el 0,27 % (4,58 puntos) hasta las 1.689,91 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq ascendía el 0,34 % (12,34 puntos) hasta las 3.611,48 unidades.

Los inversores neoyorquinos se decantaban por las compras después de conocerse que el precio de la vivienda en EE.UU. volvió a registrar en mayo su mayor subida en términos interanuales en siete años, según Standard & Poor's, que afirma que el mercado inmobiliario “sigue fortaleciéndose”.

En todo caso, las ganancias se veían moderadas por la cautela que reinaba ante el arranque de la reunión sobre política monetaria de la Fed, que concluirá mañana con un esperado comunicado y la comparecencia de su titular Ben Bernanke, con lo que se espera tener más información sobre el calendario de retirada de los estímulos.

Más de dos tercios de los componentes del Dow Jones se colocaban en terreno positivo, liderados por la tecnológica Cisco (2,01 %) y la farmacéutica Pfizer (1,49 %), esta última después de anunciar que cuadruplicó sus beneficios del segundo trimestre hasta 14.095 millones de dólares.

También se colocaba en terreno positivo la farmacéutica Merck (0,6 %), que también presentó esta jornada unos resultados en línea con las expectativas.

Por otra parte, el banco JPMorgan Chase no registraba cambios después de anunciar que pagará 410 millones de dólares para cerrar una investigación por una presunta manipulación del mercado eléctrico en EE.UU.

En otro mercados, el petróleo de Texas bajaba a 103,43 dólares el barril, el oro descendía a 1.323 dólares la onza, el dólar ganaba terreno frente al euro (que se cambiaba por 1,3258 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años retrocedía al 2,579 %.