Compartir

La familia del descapotable de la gama DS3 se amplía. Citroën ofrece ahora una versión más económica de consumo gracias a su motor diésel de 90 caballos de potencia asociado a una caja de cambios manual. Se trata del eficiente propulsor e-HDi Airdream, ya utilizado en otros modelos de la marca, que rinde una potencia de 92 CV pero con un consumo de solo 3,8 litros cada 100 kilómetros. Se comercializa en los niveles de acabado Style y Sport.

El nuevo Cabrio dispone de un techo eléctrico que solo tarda 16 segundos en la operación, tanto de apertura como de cierre, y se puede realizar hasta una velocidad de 120 kilómetros por hora. El techo de lona descapotable ofrece tres posibilidades: Negro, Azul Infini y Graphique DS. Hay detalles en la carrocería que se heredan de los DS como los pilotos traseros con efecto 3D o el portón trasero.

Con sus 3,95 metros de longitud, 1,71 metros de ancho y 1,46 metros de altura, el DS3 Cabrio conserva las mismas dimensiones del modelo berlina. Además, se sigue reconociendo por otros detalles de diseño, como el techo ?flotante? bi-tono, su aleta de tiburón o las tomas de aire laterales.

El interior del DS3 Cabrio está muy bien cuidado. Las decoraciones del salpicadero, las salidas circulares de los aireadores y el pomo de la palanca de cambios mantienen la armonía con los colores de la carrocería y de las telas.

La consola del techo lleva una iluminación de ambiente blanca de LED. Los asientos incorporan nuevos materiales, sobre todo con cuero Azul Granito y la malla Akinen, desde ahora disponible en Mistral, Marrón Chic y Azul Infini.

Gracias a una nueva disposición de la arquitectura lateral de la carrocería y por los refuerzos de estructura alrededor de la zona del maletero, los ingenieros de Citroën han logrado dotar al nuevo descapotable de una rigidez comparable a la de la berlina. Además, el incremento de peso es de solo 25 kilos, lo que no afecta al comportamiento ágil del DS3.

La apertura y cierre del techo se controlan con un mando en la consola del techo. Se puede abrir el techo en tres posiciones: intermedia, apertura horizontal y apertura total. Incluso en posición de apertura horizontal, la tela se sitúa detrás de los pasajeros traseros, que disponen así de una vista totalmente despejada.

La habitabilidad es equivalente a la de la berlina, con capacidad para tres pasajeros en las plazas traseras y un volumen de maletero de 245 litros. Incluso la modularidad de la banqueta trasera se ha podido conservar (abatible 2/3-1/3) para responder de esta forma a todas las situaciones del uso cotidiano. Por su parte, el portón trasero permite una apertura total del maletero sea cual sea el espacio disponible detrás.

La aerodinámica del DS3 Cabrio no se ve perjudicada. El coeficiente de penetración es el mismo que el de la berlina. Este resultado favorece las prestaciones, pero también reduce las emisiones de CO2. Se ha obtenido adoptando un alerón trasero largo así como deflectores aerodinámicos sobre los embellecedores de la zona lateral trasera.

El motor diésel de 92 caballos incorpora Start & Stop y lleva la caja de cambios manual pilotada de seis relaciones. Además de económico de consumo, este HDi solo emite 99 gramos de CO2. El resto de propulsores son tres gasolina con potencias entre 82, 120 y 156 CV.

El nuevo DS3 Cabrio e-HDi 90 está disponible también en color Azul Encre, y puede ser combinado con el techo negro de serie o el techo Gris Graphique. En cuanto a los precios, la variante e-HDI 90 Airdream Style cuesta 21.540 euros y el acabado Sport vale 22.945 euros, ambos con IVA, impuesto de matriculación y transporte incluidos.