Compartir

Un total de 22 personas se encuentra en estado crítico en hospitales gallegos cinco días después del descarrilamiento de un tren en Compostela, de las que dos son menores. La conselleira de Sanidad, Rocío Mosquera, ha informado en conferencia de prensa de que, de las 178 personas heridas en el siniestro de la noche del miércoles, siguen hospitalizadas un total de 69.

La mayoría de los heridos, 36, se encuentra ingresada en el hospital universitario de Santiago. De ellas, 19 están en estado crítico, incluidos dos menores. En el hospital compostelano de la Rosaleda se encuentran ingresadas, además, otras dieciocho personas. El centro hospitalario universitario de A Coruña se atiende a ocho heridos, de ellos uno en estado crítico, mientras que en el de Ourense se encuentran otras dos personas ingresadas. El complejo hospitalario de Pontevedra tiene ingresadas otras tres personas heridas y el hospital Domínguez de la misma ciudad, otras dos, éstas en estado crítico.

Los heridos en el accidente son naturales de siete países: España, Argentina; Venezuela; Colombia; Perú; Estados Unidos y Reino Unido. A consecuencia del siniestro, ocurrido a unos kilómetros de la estación de Santiago, han fallecido un total de 79 personas.