Quantcast

Tragedia en Santiago: El maquinista Garzón aseguró que se despistó y “no sabía en qué tramo estaba”

A preguntas del titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Luis Aláez, el maquinista de Renfe reconoció que se despistó y que no sabía ni en qué tramo de la vía se encontraba.

Una de las primeras diligencias ordenadas por el juez ha sido estudiar el tráfico de llamadas de su teléfono móvil por si ésta pudiera haber sido la causa de su falta de atención. El conductor, muy abatido, respondió al magistrado casi con monosílabos y admitió también que sí frenó, pero sólo en el último momento, cuando ya era imposible evitar el descarrilamiento del convoy.

CON CARGOS

El juez Aláez dejó anoche, poco antes de las diez, en libertad con cargos a Garzón Amo, el maquinista del Alvia que descarriló el miércoles en Santiago, tras tomarle declaración e imputarlo en la causa. El juez decretó la inhabilitación profesional del maquinista, le retiró el pasaporte y le impuso la obligación de comparecer semanalmente en sede judicial como medidas cautelares.

La imagen captada este domingo por los fotógrafos , a la llegada del maquinista al juzgado, era la de un hombre abatido, oculto tras unas gafas negras y esposado.

La Brigada de Policía Judicial de Santiago entregó al juez un atestado preliminar en el que se recogen como causas del accidente el exceso de velocidad y un posible despiste del conductor. Estas diligencias están sustentadas, en parte, en la propia grabación de las llamadas que el maquinista realizó al centro 24 horas de Adif en las que admitió que conducía a 190 km/h en lugar de a 80 como marca ese tramo. En la primera medición que se realizó (provisional), en función de cómo se produjo el descarrilamiento, cómo quedó el convoy, etc… se concluyó que circulaba a 180, según las fuentes consultadas.

Comentarios de Facebook