Compartir

Los heridos fueron ingresados en cuatro centros hospitalarios y varios de ellos ya han recibido el alta, dijo el ministro en unas declaraciones recogidas por la agencia de noticias libia, WAL.

Fuentes de seguridad informaron anoche a Efe de que al menos diez personas resultaron heridas por el estallido de las bombas en dos tribunales situados en el centro de Bengasi, la segunda ciudad del país y la sede de la Fiscalía General.

Un vehículo cargado de explosivos explotó junto al tribunal del norte de la ciudad, símbolo de la revuelta que acabó con el régimen del coronel Muamar el Gadafi y que en 2011 se convirtió en la primera sede del Gobierno rebelde.

El tribunal, situado junto al mar, en la céntrica plaza de Tahrir, resultó muy dañado por la explosión, al igual que varios edificios contiguos.

Poco antes, otra bomba había estallado en un tribunal de primera instancia situado a menos de un kilómetros de la plaza Tahrir y junto al hospital 7 de Octubre.

En los últimos tres días, Bengasi ha sido escenario de varios incidentes de seguridad y de acciones violentas.

Aanteayer, alrededor de 1.100 reclusos se escaparon de la cárcel de Kufiya, en la periferia de Bengasi, aunque las fuerzas de seguridad capturaron poco después a una gran parte de los fugados.

Asimismo, entre el viernes y el sábado fueron asesinados el activista de derechos humanos Abdelsalam Al Masmar, dos mandos de las fuerzas de seguridad y un agente de policía.