Compartir

Los combates entre el PYD y Al Nusra, grupo considerado cercano a la red terrorista Al Qaeda, se intensificaron en las últimas semanas y han causado ya dos muertos y numerosos heridos del lado turco de la frontera por el impacto de proyectiles procedentes de Siria.

El PYD asegura que Al Nusra ataca al pueblo kurdo y ha hecho un llamamiento a la movilización en contra de ese grupo, por lo que cientos de jóvenes kurdos han llegado desde varios países vecinos a la zona de combate, asegura Milliyet.

Por otra pare, miles de activistas kurdos se manifestaron anoche en las provincias del sureste de Turquía, fronterizas con Siria, a favor de PYD y se enfrentaron a la policía turca, que los intentó dispersar con gases lacrimógenos con cañones de agua a presión.

Los manifestantes kurdos lanzaron piedras y también cócteles molotov contra los agentes y algunos vehículos blindados de la policía prendieron fuego.

Los vecinos de la localidad fronteriza de Ceylanpinar pasaron una noche sin dormir ayer debido a los intensos combates al otro lado de la frontera y los múltiples proyectiles que cayeron en la localidad.

Algunos periodistas locales fueron heridos por la metralla mientras que la policía hizo toda la noche llamamientos a la población a mantenerse alejada de la frontera, informa Milliyet en su versión electrónica de hoy.

El gobierno turco está cada vez más inquieto ante la posibilidad de que en medio del caos en la guerra civil en Siria, la minoría kurda de ese país logre establecer una región autónoma como la que ya existe en el norte de Irak.