sábado, 26 septiembre 2020 3:41

Tragedia en Santiago: Adif reconoce que con el sistema ERTMS “el accidente no habría ocurrido. La decisión fue de Renfe”

El maquinista del Alvia 720 que descarriló en la curva de A Grandeira, Francisco José Garzón, ha reconocido ante el juez que se despistó. Pero hay más. Si en Adif tienen razón, y con el sistema ERTMS, más caro que el instalado en la línea actualmente pero también más sofisticado y seguro, el siniestro no habría ocurrido, colisionan las prescripciones de seguridad de Renfe para los tramos de línea convencional que utilizan los Alvia, que desarrollan velocidades superiores a 200km/h, con los sistemas de seguridad que utiliza. ¿O no?

En la propia nomenclatura de la línea puede estar la respuesta a esa trágica pregunta. Al menos, eso es lo que apunta el director general de Operaciones de  de Renfe, Luis Francisco Minayo. Según este responsable, la línea siniestrada no es de 'Alta Velocidad' y por tanto las instalaciones de seguridad y las señalizaciones instaladas en la misma se adecúan al tipo de recorrido. “La línea Orense-Santiago formará en su momento parte de la línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia, actualmente en construcción. El tramo que se inauguró en diciembre de 2011 -ha recordado el directivo de Renfe- arranca desde un par de kilómetros más allá de Ourense, y llega hasta casi 4 kilómetros antes de la estación de Santiago”. Renfe asegura o considera que este tramo es de línea convencional, con  unas especificaciones en seguridad y señalización propias.

O lo que es lo mismo, la compañía pública sostiene que la línea siniestrada, de ancho ibérico, y que forma parte de los “11.600 kilómetros, y son utilizadas por los trenes de cercanías, de mercancías, regionales, o de largo recorrido, entre ellos, los Alvia (..) en parte de su itinerario. La velocidad máxima que se puede alcanzar en ellas son 200 kilómetros/hora”, agregó. Se supone que para esa velocidad, ese ancho de vía, y el denominado Alvia, el sistema ASFA está perfectamente indicado.

Un técnico con más de 40 años de experiencia en la instalación de sistemas de seguridad y señalización en ferrocarriles españoles y extranjeros, perteneciente a la instaladora líder del mercado en nuestro país, plantea una situación que puede resultar ilustradora: “Las líneas de Alta Velocidad equipan ERTMS  y ASFA digital. Si se cae la línea de comucación de RTMS, solo quedaría el sistema ASFA para operar. Con velocidad máxima de 200km/H. El tren lo gobernaría en solitario el maquinista. ¿Se pararían todas las líneas y convoyes de AVE? La respuesta es que no, porque ASFA es seguro, solo que irían más despacio y gobernados, totalmente, por el maquinista”.

Pero, ¿ASFA es inseguro? No, pero tiene limitaciones y no actúa sobre la velocidad de un convoy, sino que avisa de las limitaciones que imponen las señales lumínicas. El sistema se creó en 1972 por la empresa española Dimetronic, propiedad de la multinacional Siemens -que tiene la patente y vende su instalación y mantenimiento-. Según Luis Francisco Minayo, de Renfe, “en España, el ASFA está instalado en unos 14.000 kilómetros, los 11.600 de las líneas convencionales, en las que es el sistema 'titular', y también en los 2.300 kilómetros de las líneas de alta velocidad, en las que es el sistema de respaldo”. Y puntualiza que “para velocidades superiores a 200 kilómetros/hora, en las que la percepción visual de las señales de la vía no es suficiente (..), en España el sistema más extendido es el denominado ERTMS, presente en  casi 2.000 kilómetros”

PERO ADIF DICE QUE CON RTMS SE HABRÍAN SALVADO VIDAS

Renfe solo instala sistemas de seguridad más avanzados que el ASFA, como el RTMS o el LZB en líneas de ancho europeo y para convoyes que desarrollen velocidades superiores a 300 Km/h. Pero el presidente de Adif sigue dejando algunas dudas. Gonzalo Ferre, ha asegurado este domingo que el accidente del tren Alvia que descarriló el pasado miércoles en Santiago de Compostela se podría haber evitado si hubiera contado con un sistema de seguridad ERTMS que llevan incorporados los trenes de alta velocidad. “Si ese tramo hubiera tenido ERTMS y la máquina hubiera tenido el sistema a bordo, ese exceso de velocidad lo habría frenado automáticamente”, ha señalado Ferre en una entrevista en 13TV.

Pero el tramo no era de 'Alta Velocidad'. Y desde ADIF se señala a Renfe. Según Ferre, “el operador lo decidió así -no instalar RTMS en la línea -que será de 'Alta Velocidad' en algunos meses con cambios de ancho y con ERTMS- y nosotros únicamente gestionamos la vía y ponemos a disposición los sistemas de seguridad. Cada operador ferroviario toma las decisiones que considera oportunas y embarca los sistemas de seguridad que considera oportunos”, ha señalado.

El dirigente de Adif explicó que la empresa pública contempla implantar “poquito a poquito” los sistemas de frenados más novedosos a las líneas que no cuentan con ellos -además del ASFA y el ERTMS, hay otro sistema todavía más avanzado, ERMTS2, apenas implantado-, si bien ha recordado que “ningún otro país europeo” tiene el sistema de seguridad ERTMS.

A pesar de ello, insistió en que no hay ningún sistema que garantice la posibilidad de que no haya un fallo humano. “Siempre se puede producir uno, y de hecho en este accidente se ha producido un fallo, aunque todavía no se sabe si es técnico, humano o qué”, ha aseverado.