Compartir

Almagro también valoró el “alto valor simbólico e histórico” del viaje, durante el que el gobernante uruguayo se reunió con el líder de la revolución cubana, Fidel Castro.

El encuentro con el líder cubano fue el primero desde que Mujica es presidente y “se encontraron los representantes al más alto nivel de dos movimientos políticos que encararon la lucha guerrillera en los años 50 y 60 y que, por caminos diferentes, llegaron al Gobierno de sus países”.

Esta primera visita oficial a Cuba como presidente de Mujica comenzó el miércoles, y ese mismo día sostuvo conversaciones oficiales con el mandatario cubano, Raúl Castro, y se entrevistó con Fidel Castro, retirado del poder desde 2006.

Mujica y Fidel Castro, ambos exguerrilleros, también hablaron en Cuba sobre “la necesidad de ayudar en todo lo que sea posible” para lograr la paz en Colombia, justo cuando el Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y las FARC dialogan en La Habana con miras a poner fin al conflicto armado interno.

Santos ha dicho que “la paz de Colombia es la paz de América Latina”.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), segunda guerrilla del país andino, nacieron en la década del 60 al influjo de la revolución cubana, según diversos historiadores.

Precisamente, el momento más simbólico del viaje de Mujica a la isla caribeña tuvo lugar el viernes, cuando participó en la ciudad de Santiago de Cuba en la conmemoración del 60 aniversario del fallido asalto al cuartel Moncada, considerada la acción que marcó el inicio de la revolución cubana.

En ese acto oficial, presidido por Raúl Castro, el jefe de Estado uruguayo intervino con un discurso, al igual que los otros siete mandatarios y líderes latinoamericanos y del Caribe asistentes, entre ellos los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, de Bolivia, Evo Morales, y de Nicaragua, Daniel Ortega.

La agenda de Mujica, que viajó acompañado de su esposa, la senadora Lucía Topolansky, y del canciller Almagro, incluyó asimismo una reunión con residentes uruguayos en Cuba y homenajes al independentista cubano José Martí y al prócer uruguayo José Gervasio Artigas.