Compartir

La recuperación de los fondos públicos destinados a sanear la banca se complica. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el vehículo que ha servido para rescatar a las entidades españolas en apuros, anunció ayer pérdidas de 26.060 millones de euros y un desfase patrimonial de otros 21.831, un agujero que ahora se intenta cubrir. A cierre de 2012 las deudas sumaban 51.314 millones fr…