Compartir

El director financiero de Repsol, Miquel Martínez, reconoció ayer que la compañía “tiene que pensar en profundidad” sobre su presencia en la gasista, donde tiene una participación del 31 %, mientras que La Caixa, el otro accionista de referencia en Gas Natural, controla un 36 % del capital.

En la rueda de prensa de presentación de los resultados semestrales, Juan María Nin ha dicho que La Caixa “comparte” las declaraciones de Repsol, ya que las decisiones “se toman en el consejo” de la petrolera, de la que la entidad financiera también es accionista.

“Nos reiteramos en que es en el consejo de Repsol, y en total y completa coordinación con La Caixa, como un accionista más, donde este proceso, si se ha de analizar, se analizará”, ha subrayado.

En cuanto a la venta, por parte de CaixaBank, de un importante paquete accionarial en Grupo Financiero Inbursa (GFI), Nin se ha limitado a señalar que la prioridad del banco ahora es “desarrollar el valor de la franquicia” y reforzar la ratio de capital y liquidez.

A preguntas de los periodistas, Nin se ha referido también a la ampliación de capital lanzada por el austríaco Erste Bank, participado en un 9,9 % por CaixaBank, y ha asegurado que a día de hoy la entidad catalana aún no ha decidido si va a ir o no a dicha ampliación.

“Es una operación que está ahí y no hemos tomado una decisión”, ha subrayado.