Compartir

La gravedad del accidente ferroviario ocurrido en Santiago de Compostela no pasó inadvertida para los medios de comunicación internacionales, que recogieron en sus portadas la catástrofe.