Quantcast

Repsol pide medidas cautelares para que Chevron no explote Vaca Muerta

Repsol ha solicitado ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) medidas cautelares para evitar que Chevron explote activos del yacimiento de Vaca Muerta, tras el acuerdo alcanzado la semana pasada con YPF, antigua filial de la española nacionalizada el pasado año.

Según han explicado fuentes de Repsol, la petrolera pidió ayer estas medidas cautelares “a fin de que el Tribunal instruya” al Gobierno argentino y a los de las provincias para que se abstengan “de realizar cualquier acto que implique la disposición de activos estratégicos de YPF”.

De esta manera, Repsol pretende proteger estos activos, en especial el dominio minero y los derechos económicos sobre Vaca Muerta, frente al acuerdo formalizado por Chevron e YPF para explotar este yacimiento.

Repsol presentó en diciembre una solicitud de arbitraje ante el CIADI con el objetivo de que el Gobierno argentino le compense por la nacionalización del 51% de las acciones de YPF.

Entre otras cuestiones, la petrolera tiene solicitada “la declaración de ilegalidad de la expropiación y la compensación o restitución de los activos expropiados”, de manera que cualquier acuerdo para explotar Vaca Muerta resulta, en su opinión, ilegítimo, porque pone “en peligro la integridad de la restitución”.

Además, Repsol ha criticado que Chevron ha actuado con un “doble rasero”, ya que mientras solicita “apoyo de la comunidad internacional” en algunos estados, no tiene “reparo en aprovecharse” de la “confiscación” de YPF.

Chevron e YPF sellaron un acuerdo el pasado 16 de julio por el que la petrolera estadounidense invertirá 1.240 millones de dólares (unos 941 millones de euros) en la explotación de recursos no convencionales en el yacimiento argentino de Vaca Muerta.

Resultados

Repsol alcanzó un beneficio neto de 1.054 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 2,6% respecto al mismo período del año anterior, calculado a partir de la valoración de los inventarios a coste de reposición (CCS), ha informado hoy la petrolera.

La compañía destaca que la mejora del beneficio es fruto de la “fortaleza” de todos sus negocios y que el resultado es “especialmente significativo” al compararse con el primer semestre de 2012, que fue el último en el que Repsol consolidó su participación en YPF.

Comentarios de Facebook