Compartir

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha abandonado la Diputación Permanente después de que la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, le retirase la palabra al introducir en el debate la militancia del presidente del Tribunal Constitucional (TC), Francisco Pérez de los Cobos.

Rodríguez ha salido de la sala de la Diputación Permanente del Congreso, donde se debatía la petición de comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, para que explique cómo entiende el Ejecutivo las relaciones con el Poder Judicial y el respeto a sus actuaciones.

La diputada socialista ha centrado su intervención en reclamar la comparecencia en la Cámara baja de Pérez de los Cobos para que dé cuenta de por qué ocultó en sede parlamentaria su militancia en el PP. A los pocos minutos, Villalobos, que presidía le Diputación Permanente ante la ausencia de su presidente, Jesús Posada, ha pedido a Rodríguez que retomase el tema propuesto en el orden del día, relacionado con el poder judicial, y no continuase con una cuestión que ya se había debatido y votado esta mañana.

Villalobos ha explicado que la Diputación Permanente ya había visto y había rechazado, con el voto en solitario del PP, la comparecencia de Pérez de los Cobos sobre su militancia en el PP. “Tiene que hablar del Poder Judicial y no del Constitucional, vuelva a la cuestión”, le ha dicho la vicepresidenta del Congreso a la portavoz socialista, que ha afirmado que es “pertinente” poder hablar de las relaciones del Ejecutivo con el TC tras “haberlo impedido esta mañana”.

«Esto no es una batalla»

Rodríguez ha elevado el tono al mencionar que diputados populares también han hecho lo mismo que ella cuando han introducido la dimisión del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, en temas del Consejo de la Juventud, “sin reclamación de la mesa a ningún parlamentario del PP”.

“No convierta esto en una batalla porque no lo es”, ha respondido Villalobos ante esta afirmación. Tras un breve receso en la polémica, Rodríguez ha retomado el asunto del Constitucional y al ser avisada nuevamente por Villalobos, ésta le ha retirado la palabra. “Usted no cumple las normas, tiene un trato discriminatorio hacia un miembro de este grupo, que soy yo, es insoportable y lamentable”, ha asegurado Rodríguez, antes de abandonar la sala.

Más tarde el diputado socialista, Eduardo Madina, ha pedido a la vicepresidenta de la mesa que permitiera la entrada de Rodríguez, y Villalobos ha recordado al socialista que ella no la ha expulsado, sino que la ha retirado la palabra.

Villalobos ha zanjado la polémica al explicar que ha permitido a Rodríguez que hablase en su intervención de una cuestión paralela a la que se debatía, pero que tras llamarle la atención ha vuelto al mismo asunto, por lo que ha actuado de acuerdo al reglamento de la Cámara.