Compartir

Alrededor de medio centenar de personas han participado a lo largo del recorrido en esta marcha que ha denunciado la desigualdad, el empobrecimiento y la exclusión, según ha explicado a Efe Manuel Sáez, uno de los portavoces de la coordinadora Baladre, que conmemora sus treinta años de trayectoria.

“Estamos muy contentos con la respuesta en todos los sitios por los que hemos pasado. Hemos compartido con la calle su lucha. Hemos hecho llegar nuestro mensaje a pesar de que a una compañera el otro día le dieron un palo y terminó en comisaría”, ha destacado Sáez.

A su juicio, “ha quedado claro” que hay que “superar el capitalismo” y que “juntos se pueden parir otras formas de relación”, ha aseverado Sáez durante su participación en la manifestación que ha partido a las 11.00 horas de la Delegación de Bienestar Social de la Junta en Cuenca.

Tras recorrer varias calles de la ciudad, se ha concentrado en la sede del PP de Cuenca y también en las oficinas centrales del Banco CCM, en el parque de San Julián, donde según Sáez han tenido que denunciar a un agente de seguridad por “un intento de agresión”.

Los participantes portaban pancartas en las que se podía leer: “Rentas básicas de las iguales” o “Cuenca dice no al ATC”.

Asimismo, han registrado un escrito en la Subdelegación del Gobierno para pedir que el “basurero nuclear” no se instale en Villar de Cañas porque “no beneficia a nadie”.

En los mismos términos se han pronunciado Víctor y Simón, procedentes de Alicante y Málaga respectivamente, quienes han participado en esta marcha porque creen “en otro tipo de sociedad”.

La marcha partió el pasado 17 de julio de Oporto (Portugal) y ha pasado por Mérida y Plasencia, Salamanca, Valladolid, Palencia, Enebral de Hornuez (Segovia), Madrid y Getafe.

En cada una de estas localidades, han realizado una serie de actividades temáticas sobre las rentas básicas, los barrios, la soberanía alimentaria, el desmantelamiento del medio rural, la migración y los derechos sociales o el consumo energético actual.

En el caso de Cuenca, hoy celebran una asamblea con los vecinos del barrio de Las Quinientas, uno de los más poblados de la capital.

A partir de mañana, participarán en la escuela de verano auto gestionada de movimientos sociales “Tinto de Verano” organizada conjuntamente con CGT y Ecologistas en Acción que este año se celebra en Alconchel de la Estrella, a cinco kilómetros de Villar de Cañas, y que se centrará en iniciativas económicas de supervivencia en el medio rural.

A lo largo de los tres días habrá charlas y talleres sobre cuestiones como las auditorías de los ayuntamientos como instrumento para el empoderamiento local, la técnica de fractura hidráulica, experiencias agroecológicas o la ley sobre la gestión de las pequeñas entidades.

Asimismo, el sábado 27 de julio está previsto realizar una marcha entre Alconchel de la Estrella y Villar de Cañas, según ha informado la organización en una nota de prensa.

En ella participará la Marcha Baladre, la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear de Cuenca y los integrantes de la Ecomarcha en bicicleta que salió de Murcia el pasado 12 de julio, y que está previsto que lleguen en las próximas horas a la provincia de Cuenca.

La manifestación saldrá a pie a las 9.00 horas desde Alconchel de la Estrella para proseguir en bicicleta y llegar a la plaza de la localidad donde se realizarán varios actos reivindicativos al que se sumará un almuerzo en el lugar donde pretende construirse el “basurero nuclear”.