Compartir

Los grupos de la oposición parlamentaria criticaron ayer el día elegido por Rajoy para debatir sobre el caso Bárcenas en el Congreso (1 de agosto), al creer que pasará desapercibido para los ciudadanos por la «operación salida» de las vacaciones. Además, cargaron también contra la decisión del jefe del Ejecutivo de analizar la situación política y económica, además de hablar de Bárcenas. Por tanto…