Compartir

El lunes por la noche, un hombre mató a su hija, a su yerno, a los hijos de ambos y a otros dos parientes a sangre fría al este de Pakistán en un desesperado intento por restablecer el honor de la familia, después de que su hija se hubiera casado por amor cinco años atrás. El suceso tuvo lugar en la aldea Tara Singh en el distrito rural de Dipalpur, muy próximo a la frontera con India, cuando el h…