Compartir

La junta de portavoces del Congreso se reunió por más de tres horas para tomar esta medida, tras los cuestionamientos a los funcionarios, que llegaron incluso del propio presidente Ollanta Humala.

El escándalo se desató la semana pasada porque supuestamente los congresistas repartieron los cargos entre sus allegados, según reveló un audio.

El miércoles pasado, día de la elección de los funcionarios, cientos de pobladores salieron a las calles en protesta por la falta de idoneidad para el cargo y denunciaron que hubo una “repartija” de los puestos.

A un día de la elección, Humala recomendó que Pilar Freitas, propuesta por el partido del expresidente Alejandro Toledo para la Defensoría del Pueblo, y Rolando Sousa, socio del estudio de abogados que defiende al exmandatario Alberto Fujimori y elegido para el TC, dieran “un paso al costado” para que el Congreso vuelva a estar en sintonía con la ciudadanía.

“Creo que todos los funcionarios electos cumplen con los requisitos del puesto, pero hay requisitos que nos imponemos como el respeto a la democracia, derechos humanos y valores compartidos. En ese sentido vienen los cuestionamientos”, expresó en esa ocasión Humala.

Hasta el momento, los constitucionalistas Francisco Eguiguren y Ernesto Blume y los excongresistas oficialistas Víctor Mayorga y Cayo Galindo declinaron sus cargos en el TC, medida similar adoptada por Freitas.

Durante la votación del miércoles, los parlamentarios de tres bancadas opositoras (Frente Amplio-Acción Popular, Concertación Parlamentaria y Solidaridad Nacional) abandonaron el hemiciclo en rechazo a la supuesta alianza entre el oficialista Gana Perú y los partidos Perú Posible y Fuerza Popular para repartir los cargos entre colaboradores cercanos.