Compartir

Seco, responsable de un curso sobre arqueología en Luxor que se imparte esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, ha llamado la atención sobre la pérdida de turismo en Egipto, donde lleva trabajando desde 2008 y lidera el proyecto de excavación del templo de Tutmosis III.

La egiptóloga ha reconocido, sin embargo, que a diferencia de las consecuencias que ha sufrido el turismo, las “manifestaciones y enfrentamientos” políticos que se viven en el país no han sido un impedimento para que las seis misiones españolas que operan en Luxor puedan continuar con las excavaciones.

“En Luxor no hemos tenido ningún problema y hemos podido trabajar siempre. Nosotros hacemos la campaña en otoño, de septiembre a diciembre, y el año pasado en noviembre había manifestaciones y enfrentamientos y desde Luxor los veíamos por la televisión. No parecía que estuviera pasando en el mismo país, solamente se notaba en que no había turismo”, ha explicado Seco en rueda de prensa.

En torno al turismo también ha hablado el egiptólogo y representante del Ministerio de Antigüedades de Egipto Mansour Bouraik, que ha reconocido que la “economía” del país “depende del turismo”, por lo que ha demandado un aumento del número de misiones arqueológicas para incentivarlo.

“Estamos intentando conseguir más misiones de excavación porque, desde luego, nuestra economía de lo que depende es del turismo y de la llegada de turistas”, ha indicado Bouraik.

Según ha asegurado, “las excavaciones” y su “propio salario dependen de las divisas y de las entradas vinculadas al turismo”, un activo que, en su opinión, tras la llegada al poder de los Hermanos Musulmanes en el año 2012 se vio reducido.

El arqueólogo ha opinado que el Gobierno de los Hermanos Musulmanes, ahora depuesto, no respondió a las expectativas puestas en él y se pasó de una “dictadura”, la de Hosni Mubarak, a “un régimen de fascismo”.

“Desde el 2012, desde que tenemos a los Hermanos Musulmanes en el poder, el turismo prácticamente ha desaparecido y el departamento de Antigüedades de Egipto ha tenido directamente que pagar nuestro salario a través de los presupuestos del Estado”, ha insistido.

En el caso de las excavaciones que lidera Myriam Seco en el templo de Tutmosis III en Luxor, la egiptóloga ha destacado que gracias a la financiación del proyecto durante “cinco años más” por parte de la Fundación Botín podrán “excavar gran parte del templo”, restaurarlo y comenzar, posteriormente, la “fase de musealización”, lo que, a largo plazo, permitirá que el templo se convierta en un museo que atraiga a más turistas.

“Cuando nosotros terminemos el proyecto, en unos diez o quince años, habrá un templo que estaba cubierto totalmente de arena, olvidado, que era de un faraón tan importante como Tutmosis III, que surgirá de nuevo a la vida y que los turistas podrán visitarlo”, ha concluido.