miércoles, 12 agosto 2020 0:12

Al menos 500 prisioneros se fugan en el ataque a dos cárceles en Irak

Al menos 500 detenidos se dieron a la fuga de dos cárceles cercanas a Bagdad que fueron atacadas por grupos armados en la madrugada del lunes, según han asegurado dos diputados miembros de la Comisión de Seguridad y de Defensa del parlamento.

Hakim Al Zamili declaró que cerca de 500 prisioneros “terroristas” se evadieron de la cárcel de AbuGhraib, al oeste de Bagdad. Shuan Taha dijo por su parte, en la página internet del partido kurdo PUK, que “entre 500 y 1.000 presos” lograron escapar de las cárceles de Taji y AbuGhraib. El ataque coordinado contra la cárcel de Taji, en el norte de Bagdad, y de Abu Ghraib, al oeste de la capital iraquí, fue lanzado en la madrugada del lunes y duró hasta horas de la mañana, según las autoridades.

Durante el ataque, al menos 56 personas han muerto esta pasada noche (26 soldados y policías iraquíes, 20 presos y diez asaltantes) después de que dos grupos insurgentes armados intentaran, sin éxito, hacerse con el control de dos prisiones del país para liberar a los reclusos, según un nuevo balance procedente de fuentes de seguridad citadas por la edición digital de Al Yazira.

Los dos grupos terroristas, presuntamente vinculados con el Estado Islámico de Irak -la rama de la organización terrorista Al Qaeda en el país-, atacaron casi simultáneamente la cárcel de Tayi, situada a 20 kilómetros al norte de la capital iraquí, y la prisión de Abu Ghraib, a 25 kilómetros al oeste de Bagdad. El asalto duró más de diez horas y concluyó con la derrota de los atacantes.

Las fuerzas de seguridad iraquíes informaron a primeras horas de esta madrugada de que habían desbaratado los dos ataques y habían causado graves pérdidas a los milicianos, pero no proporcionaron un balance de víctimas.

Mientras, fuentes cercanas a varios grupos insurgentes aseguraron a través de Twitter que los asaltos habían permitido la fuga de miles de presos, un extremo que no ha sido confirmado. Fuentes policiales han informado de la muerte de 21 presos y de la fuga de siete reclusos de Abu Ghraib. Las autoridades han lanzado un operativo para rastrear a los presos huidos, entre los que figurarían varios altos responsables de Al Qaeda, según Al Yazira.

Los asaltantes atacaron las dos prisiones con lanzagranadas, morteros, explosivos improvisados y fusiles automáticos, provocando daños en ambos edificios. Aparte, fuentes militares han precisado a Al Yazira que los insurgentes detonaron cuatro coches bomba a la entrada de las prisiones y que en el asalto a la cárcel de Tayi intervinieron tres terroristas suicidas. En respuesta, el Ejército y la Policía desplegaron numerosos efectivos en ambos lugares y enviaron varios helicópteros militares como respaldo aéreo para atacar las posiciones de los insurgentes, según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA. La situación parecía bajo control este lunes por la mañana.

Artículos similares