Compartir

«Sin esperanza, después de un largo camino para exigir justicia». Así tituló Ji Zhongxing el último texto del blog en el que daba cuenta del vía crucis que estaba sufriendo en su búsqueda de una compensación justa. Hace ya siete años que este hombre, de 34 años y originario de la provincia de Shandong, en el noreste de China, denunció la supuesta paliza que fuerzas parapoliciales le dieron con bar…