Quantcast

Randstad prevé que el empleo flexible crezca “rápidamente” tras la crisis

El estudio “Informe flexibilidad en el trabajo 2013” diferencia entre tres modalidades de flexibilidad: los contratos de duración determinada, la puesta a disposición por parte de las agencias privadas de colocación y el autoempleo.

Según la empresa holandesa parece existir una correlación entre el crecimiento económico y la tasa de empleo flexible, aunque matiza que esa conexión no se puede tomar como una “verdad universal” porque el auge de alguna modalidad puede compensar la caída de otra, por ejemplo, el aumento de contratos de duración determinada puede neutralizar el descenso del autoempleo.

Además, asegura que en contextos de crisis económica el trabajo flexible es la primera forma de empleo que se ve afectada por el descenso de la demanda laboral, particularmente entre los trabajadores más jóvenes y con menos formación, pero cuando finalizan las recesiones es el que más “rápidamente” aumenta.

Para Randstad, en un mundo cada vez más globalizado con una competencia que no deja de aumentar se hace imprescindible una mayor flexibilidad del mercado laboral.

“La innovación original en términos de productos y técnicas completamente nuevos precisa trabajadores nuevos y creativos y, en ocasiones, alteraciones rápidas en el número y las competencias del personal”, dice el informe.

En este sentido, insiste en que gracias a la flexibilidad las compañías pueden analizar la productividad y la creatividad de sus trabajadores antes de incluirlos en su plantilla de empleados permanentes.

Por otra parte, Randstad considera que la labor de las agencias privadas de colocación es especialmente útil con los jóvenes durante su periodo de formación o al entrar en el mercado laboral, aunque también sirve a los desempleados para reinsertarse en el mercado laboral.

A este respecto, el director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez, considera que la reforma laboral aprobada en 2012 por el Gobierno español ha tenido efectos “residuales” en las agencias privadas de colocación a pesar de que su intermediación es “muy superior” a la de los Servicios Públicos de Empleo (SEPE).

“Nos dirigimos a modelos de cooperación, el foco tiene que estar en el aumento de la eficiencia por la colaboración público-privada y no en la sustitución de los SEPE”, ha añadido.

Comentarios de Facebook