Compartir

Anaya estará hasta el 26 de julio en Panamá, donde tiene previsto reunirse, además de representantes del Gobierno, con los grupos indígenas y viajar, a partir de este sábado, a diversos territorios autóctonos, indicó a Efe el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fabrega, tras entrevistarse con el relator de la ONU.

Fábrega señaló que en la reunión con Anaya, quien no dio declaraciones a la prensa, se habló sobre el desarrollo económico, derechos humanos y conflictos de tierras con los indígenas, así como del desarrollo integral de estos pueblos.

El funcionario panameño precisó que una vez Anaya culmine su gira por los pueblos Ngöbe Buglé, Guna Yala y Emberá Wounnan, volverán a reunirse para “ponderar” algunos temas sobre su visita.

Anaya también se reunió con el canciller panameño, Fernando Núñez, y el viceministro de Seguridad, Manuel Moreno, pero no trascendió el contenido de sus conversaciones.

Por su parte, el dirigente Ngöbe Buglé, Alberto Montezuma, dijo a Efe que el relator de la ONU tiene previsto entrevistarse con los indígenas este sábado y el domingo en la población de Cerro Venado, en el corregimiento de Bagama, occidente de Panamá.

Montezuma indicó que a Anaya se le entregará un informe sobre las manifestaciones contra la minería registradas en las provincias de Chiriquí (oeste) y Veraguas (centro) en 2011 y 2012, y la violación de los derechos humanos por parte de gentes policiales, que fue elaborada por la coordinadora de los pueblos indígenas.

El líder indígena explicó que la intención de la coordinadora es darle seguimiento a las personas que fueron afectadas durante esas manifestaciones en los territorios autóctonos, y que resultaron lisiadas de por vida.

“Buscamos mecanismos para que a estas personas se les otorgue una ayuda, que podría ser una beca, para que sigan sus estudios, ya que la gran mayoría de ellos son estudiantes universitarios”, aclaró.

El relator de la ONU participó brevemente, después de su reunión con los funcionarios del Gobierno, en la mesa donde se elabora un plan de desarrollo integral de los pueblos autóctonos, en el que están representados las siete comunidades indígenas de Panamá y la ONU.

En la misma, el relator de la ONU señaló que su intención durante su estadía en Panamá es la de conocer y aprender sobre los pueblos indígenas, así como las iniciativas que se llevan a cabo para la protección de sus derechos.

Anaya dijo que, una vez culmine su visita a las diversas comunidades indígenas, elaborará un informe en la que tendrán algunas observaciones sobre la situación de los derechos humanos.

Asimismo, el relator de la ONU hará recomendaciones, tanto para el Gobierno panameño como para los indígenas, sobre cómo se puede avanzar para la protección de los derechos pueblos autóctonos.