Compartir

De forma paralela, administración y asociaciones empresariales han apoyado “por responsabilidad y coherencia” el recurso que podría presentar el Gobierno de España ante el Tribunal de Estrasburgo, y han coincidido en que el sector naval “tiene futuro” pese a quedar “malparado” por la decisión del Colegio de Comisarios.

El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, ha declarado que “hay futuro” para el naval gallego y que lo que toca es “aprovechar las oportunidades” que se abren “en este nuevo contexto”, tras la resolución de la CE, para concretar nuevos contratos y carga de trabajo para los astilleros.

Ha apelado a mantener el “frente común” formado por las administraciones, los empresarios y los sindicatos, y a orientar todos los esfuerzos en “generar espacios de confianza” entre los financiadores, pues entiende que la resolución de Bruselas “deja margen” para “aminorar” su “impacto”.

“Con la implicación de todos, el naval tiene futuro”, ha proclamado Conde, quien cree que otra de las prioridades debe ser “acomodar” el nuevo tax lease a estructuras financieras que permitan su desarrollo.

Enrique Mallón, portavoz de la patronal gallega del metal, Asime, ha sugerido trabajar a partir de ahora “con el disgusto” de la obligación de la devolución de las ayudas entre 2007 y 2011, “pero viendo lo positivo, que es mucho, del nuevo tax lease, probablemente el sistema mas bendecido y el más impecable de la UE”, ha dicho.

“Debemos enamorar, atraer de nuevo a los inversores, que no han quedado muy bien parados con esta resolución, pero vamos a ser capaces de hacerles ver el beneficio que tiene invertir en el naval”, ha aseverado Mallón.

Ha abundado en que a pesar del “calvario” de los dos últimos años, desde la apertura del expediente por parte de la Comisión de la Competencia, el naval gallego puede “recuperar el camino perdido” si efectivamente “se abren vías de financiación” y se consigue “una tranquilidad para el naval”.

Según el portavoz de Asime, existen “vías para minimizar el impacto” de la resolución de la CE y toca “aprender a convivir” con esta realidad “incómoda”, pues hay “muchas posibilidades” de que se puedan contratar nuevos buques “desde ya”, habida cuenta del “buen número de contratos” que hay encima de la mesa y que “se están perfilando”.

Fernando Alcalde, presidente del Clúster de los astilleros gallegos (Aclunaga), ha recalcado, por su parte, que la prioridad de estos es la labor comercial, que está siendo “bastante exitosa”, pero que existe “el hándicap” de la financiación y del “escenario” que ha dejado la resolución de la CE.

Alcalde ha indicado que el reintegro de bonificaciones por parte de los inversores “no será la muerte” del sector, “pero nos ha dejado muy malparados. Por eso estamos todos con esta cara de alegría”, ha rematado.

Desde su punto de vista, la “base de futuro” del naval gallego es su “saber hacer” porque tiene “una calidad envidiada en todo el mundo”.

Sobre la posible presentación del recurso ante el Tribunal de Estrasburgo, el conselleiro Conde ha recalcado que se debe presentar “por coherencia y responsabilidad” en tanto en cuanto existen “argumentos jurídicos claros” que defienden que la retroactividad de las devoluciones llegara hasta 2011, cuando se abrió el expediente.

Estos argumentos son la “inacción” por parte de la CE y la seguridad jurídica con la que actuaron los diferentes agentes, incluidos los inversores, cuyos intereses “debemos defender”, ha cerrado.