Compartir

En su escrito, los entonces defensores de Bárcenas, Miguel Bajo y Alfonso Trallero, alegaron que no existía riesgo de fuga por parte del imputado y recordaron que su cliente se había presentado puntualmente a todos los llamamientos judiciales. En el lado contrario, todas las acusaciones incluida la Fiscalía han pedido a la Audiencia Nacional que confirme la decisión de Ruz de mantener encarcelado al tesorero.

Según el Ministerio Público, Luis Bárcenas en libertad podría seguir destruyendo pruebas y coaccionando a testigos. Todo ello al margen de que la confirmación de que hasta una semana antes de su ingreso en prisión estuvo tratando de ocultar su fortuna.