Compartir

El Ejército libanés indicó que se ha detenido a los asesinos y que los motivos del crimen “no son políticos”, mientras los medios locales aseguran que fue la esposa de Yamo la instigadora del crimen.

En un comunicado, el Ejército explicó que sus servicios de Inteligencia han detenido a los asesinos de Yamo y han encontrado las armas utilizadas en el crimen, sobre el que continúan las investigaciones.

Por su parte, el periódico Al Ajbar y la Agencia Nacional de Noticias (ANN), señalaron que la esposa de Yamo ha sido detenida en Siria y está siendo interrogada.

La mujer viajó ayer a Siria para asistir al entierro de Yamo, conocido por sus intervenciones en televisión a favor de las posturas del régimen sirio de Bachar al Asad.

Los medios locales aseguran que Yamo fue la instigadora del crimen, ejecutado por su hermano Badie Younis y su sobrino Ali.

El homicidio del asesor, atribuido en un principio a los rebeldes sirios, había sido condenado de modo unánime por los libaneses, que temen la reanudación de atentados y asesinatos vinculados con la crisis siria.

El conocido analista político, de 44 años, fue asesinado de 20 disparos el pasado miércoles en su vivienda en la localidad de Sarafand, en el sur del Líbano.

Ese día, la ANN informó de que dos de sus hijas y dos de sus guardaespaldas resultaron heridos durante el ataque de “desconocidos”.