Compartir

El segundo mayor fabricante de aparatos de línea blanca del mundo indicó en un comunicado que la tendencia a la baja “en algunos mercados clave” de Europa prosigue, mientras principalmente los emergentes de América Latina y Asia continúan presentando tasas de crecimiento positivas.

La compañía también alegó un tipo de cambio desfavorable en el último semestre, especialmente frente al euro y divisas latinoamericanas, lo que lastra su cuenta de resultados.

Los ingresos por operaciones del gigante sueco -en cuyo grupo se incluyen marcas como AEG y Zanussi- ascendieron en los seis primeros meses del ejercicio en los 1.757 millones de coronas (203 millones de euros), un 13 % menos que los 2.019 millones de coronas logrados entre enero y junio del año pasado.

De forma similar, un 12 %, cayeron en términos interanuales los ingresos de la compañía tras cuestiones financieras, que alcanzaron los 1.424 millones de coronas (165 millones de euros).

Las ventas de Electrolux ascendieron en este período a 53.002 millones de coronas (6.144 millones de euros), un 1 % menos que la facturación entre enero y junio del año pasado.

El flujo de caja operativo se situó al cierre del semestre en -340 millones de coronas (-39 millones de euros), frente a los 3.563 (413 millones de euros) del mismo período del año anterior.

El beneficio por acción de la sueca se situó al final del primer semestre en 3,72 coronas (43 céntimos de euro), frente a las 4,20 coronas (49 céntimos) que se repartió por participación al cierre de los seis primeros meses de 2012.

La deuda neta de la compañía ascendía al cierre del semestre a 11.420 millones de coronas (1.324 millones de euros), frente a los 10.164 millones que adeudaba hace seis meses y a los 9.575 millones de hace un año.