Compartir

En un comunicado, el organismo internacional alentó a EE.UU. a solucionar esta situación, y “a emplear la medida del aislamiento solitario de reclusos de acuerdo con los estándares del derecho internacional de los derechos humanos”.

“De acuerdo con información ampliamente difundida, el 8 de julio de 2013, varios miles de personas privadas de libertad iniciaron una huelga de hambre en 33 prisiones estatales y cuatro prisiones privadas del Estado de California”, apunta el organismo.

“Las informaciones periodísticas indican que esta medida de protesta se habría originado en la sección de aislamiento solitario de la Prisión Estatal de Máxima Seguridad de Pelican Bay, California. Según la información disponible, miles de personas privadas de libertad en Estados Unidos permanecen años en aislamiento solitario, en regímenes de encierro de 22 a 23 horas diarias”, agregó.

El organismo denuncia que las celdas en las que son aislados los reclusos carecen de las condiciones mínimas de ventilación y entrada de luz natural, además de que las áreas destinadas al ejercicio físico de los reclusos son espacios cerrados y reducidos, en los que no siempre tienen contacto con otros presos.

Se estima que en la Prisión Estatal de Máxima Seguridad de Pelican Bay hay al menos mil internos sometidos a aislamiento solitario, detalla la CIDH.

“Con respecto a la aplicación del aislamiento solitario en Estados Unidos, la Comisión Interamericana ha recibido información que indica que aproximadamente 80.000 reclusos son mantenidos actualmente bajo distintas denominaciones de este régimen”, añade.

Asimismo, la información recibida indica que el 30 % de las personas mantenidas en aislamiento solitario en Estados Unidos tiene discapacidades mentales, y que niños y niñas menores de 18 años serían rutinariamente sometidos a aislamiento solitario, insiste la Comisión.

“Los Estados miembros de la OEA -como lo es EE.UU.- deben adoptar medidas decididas y concretas para erradicar el uso del aislamiento solitario prolongado o indefinido en todas las circunstancias”, y solo debe aplicarse “en casos excepcionales”.