Compartir

Bárcenas lleva menos de un mes en la cárcel de Soto del Real pero ya se ha convertido en un auténtico lider entre los presos con los que comparte estancia.

Según podemos leer en algunos diarios, Bárcenas se jacta de poder conseguir el tercer grado para su compañero de celda (que también está preventivo, es decir, no hay condena firme) y de ser amigo y hablar personalmente con el secretario general de Instituciones Penitenciarias.

Las mismas fuentes cuentan que el extesorero pidió una sala con televisión para él solo para ver un partido de España y que se gasta 100 euros semanales en puros.

Eso sí, al margen de estas curiosidades, Bárcenas no da problemas y cumple las normas de prisión al parecer sin relacionarse demasiado con el resto de reclusos al margen de su compañero de celda.