Compartir

Los ponentes de CiU y PNV acudirán a la reunión, pero la abandonarán tras constatar la ausencia de los otros grupos, ya que creen que sin ellos se quebranta un consenso que es “imprescindible” en esta ley.

Como en las dos ocasiones anteriores en las que se ha reunido la ponencia, los diputados del PP y UPyD se quedarán solos con las más de 400 enmiendas que están en discusión.

El ponente de IU-ICV, Joan Josep Nuet, ha dicho a Efe que “un partido con un sistema establecido de corrupción durante veinte años ni ha practicado la transparencia ni la entiende”, y ha avanzado que su grupo votará en contra del dictamen que previsiblemente se votará en la Comisión Constitucional el 23 de julio.

Nuet ha advertido de que la Izquierda Plural aprovechará esa sesión para volver a denunciar la incomparecencia de Rajoy por el caso Bárcenas.

El PP, no obstante, ha dejado abierta la posibilidad de ampliar el calendario de ponencia y retrasar la aprobación del dictamen: “En función de los que vayan mañana decidiremos”, apuntaron ayer a Efe fuentes populares.

El aplazamiento del dictamen sobre la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno serviría para que el PSOE ganara tiempo, ya que en la actualidad se debate entre su deseo de votar a favor de esta ley y el coste político que le supondría hacerlo en un momento en que ha roto sus relaciones con el Gobierno y con el PP.