Compartir

El bebé rescatado el pasado 22 de junio de un desagüe en el patio de un bloque de viviendas de Alicante recibió ayer el alta médica en el hospital en el que se encontraba ingresado desde entonces. El pequeño será trasladado a un centro de menores o entregado a una familia de acogida según fuentes de la Generalitat, que asumió su tutela al ingresar la madre en prisión incondicional.