Compartir

El Ejecutivo del presidente Teodoro Obiang reacciona así al divulgarse en medios de comunicación españoles que el Partido Popular (PP) financió parte de la campaña de Moto, líder del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial (PP), exiliado en España, con dinero de la supuesta caja “B”, según revelaciones del extesorero Luis Bárcenas.

El Gobierno de Malabo difundió un comunicado en el que dice que “pese a estas acciones que, por su finalidad, podrían mermar las tradicionales e históricas relaciones que unen a Guinea Ecuatorial con España, nuestro país mantendrá la fidelidad que siempre ha demostrado con el pueblo español”.

Añade que, aunque presuntamente el gobierno de Aznar apoyó “acciones terroristas contra el noble pueblo de Guinea Ecuatorial, otorga y otorgará un trato preferencial en la cooperación entre los dos Estados”.

Recuerda que dicha “cooperación a veces se ha visto afectada por este tipo de situaciones nada positivas para las relaciones entre los Gobiernos y pueblos”.

La nota manifiesta que las “recientes declaraciones de Bárcenas ante el juez Carlos Ruz sirven para probar, una vez más, las fracasadas y reiteradas intentonas contra el Gobierno legítimo y constitucional de Guinea Ecuatorial, con el apoyo y participación de instituciones políticas de España”.