Quantcast

Dos periodistas acusan a la Policía turca de haber abusado de ellas

Dos periodistas turcas han acusado a la Policía del país de haber abusado sexual, verbal y físicamente de ellas durante las redadas llevadas a cabo en la agencia de noticias Etkin, para la que trabajan, debido a su cobertura de las manifestaciones antigubernamentales en el parque Gezi de Estambul. Las periodistas Derya Oktan, de 32 años, y Arzu Demir, de 39, se encontraban en la sede del medio de comunicación cuando la Policía llevó a cabo una redada el 18 de junio en el marco de sus operaciones tras las protestas contra el Ejecutivo de Recep Tayyip Erdogan.

En las últimas semanas han circulado en las redes sociales numerosas quejas por presuntos abusos sexuales contra detenidas, si bien muchas de ellas han preferido no comentar los incidentes. Sin embargo, Demir ha sostenido que las víctimas deben hablar para evitar que se repitan estos casos en el futuro. “Necesitamos hablar para hacer frente a lo que está ocurriendo y evitar que se incrementen los abusos. Por eso no nos avergonzamos de hablar y revelar nuestra identidad”, ha dicho Demir, en declaraciones concedidas al diario turco 'Hurriyet'.

Por su parte, Otkan ha relatado que las fuerzas de seguridad entraron en la oficina y se incautaron carnés de prensa, archivos fotográficos, grabadoras e incluso material de cocina. “Había 44 agentes y solo uno era una mujer. Ella me llevó al baño, tocó mis pechos y me dijo que me quitara el pijama. No estuve de acuerdo, pero me desnudó y me cacheó. Cuando me quejé me preguntó: '¿Qué te he hecho? ¿Te he torturado? ¿Te he esposado?', como si nada hubiera ocurrido”, ha manifestado.

Demir ha apuntado que pasó una experiencia similar. “La policía me quitó la camiseta y buscó entre mis pechos y mis genitales. Cuando le dije que no podía hacer eso porque era periodista me dijo “Sois lobos con disfraz de periodistas”, ha añadido. “Es difícil para una mujer hablar sobre un abuso. Se puede demostrar que se ha sido golpeado, pero es difícil demostrar un abuso sexual”, ha sostenido Demir, quien ha criticado a los medios de comunicación por tratar las historias de abusos como “material pornográfico”.

Las protestas

La ola de protestas se inició a raíz del anuncio de la construcción de un centro comercial que evoca los cuarteles militares del Imperio Otomano en el parque Gezi. Alrededor de 2,5 millones de personas salieron a las calles de 79 ciudades turcas en las tres semanas de protestas. Las más multitudinarias se celebraron en Estambul y en Ankara, según el recuento elaborado por el ministerio. Solo las ciudades de Bayburt y Bingol no fueron escenario de ninguna protesta.

Los críticos acusan al Gobierno que lidera Erdogan de ser el causante de los problemas que sufre estos días el país por haber arremetido contra los manifestantes en los primeros días de movilizaciones y por haber intentado vincularlos con el terrorismo. La Policía empleó gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los manifestantes, lo que provocó que las protestas derivaran en enfrentamientos y, posteriormente, se extendieran a otras ciudades.

Comentarios de Facebook