Compartir

La explosión se produjo al mediodía de ayer martes en las proximidades de un puesto de control militar rutinario en la región montañosa de Rmamen.

Los cuatro soldados fallecieron en el lugar y los heridos, de diversa consideración, fueron trasladados a centros hospitalarios.

Las autoridades argelinas han emprendido una operación de búsqueda de los autores de este atentado, el mas sangriento de los cometidos en esa zona en los últimos cinco años.