Compartir

El juez del caso Gürtel en la Audiencia Nacional, Pablo Ruz , ha citado hoy al expresidente de la empresa Sufi S.A. Rafael Naranjo, quien dijo en 2011 ante el juez Antonio Pedreira que había pagado un millón de euros a la trama Gürtel a cambio de una adjudicación del Ayuntamiento de Madrid. Sufi, adquirida por Sacyr Vallehermoso, es la misma empresa que se investiga en la pieza del caso Gürtel sobre los llamados papeles de Bárcenas en relación a una adjudicación de limpieza del Ayuntamiento de Toledo en 2007.

El extesorero del PP Luis Bárcenas afirmó al juez Ruz que el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, se reunió con el expresidente de Sacyr Luis del Rivero para exponerle la necesidad de destinar entre 600.000 y 700.000 euros para la campaña electoral de 2007 de María Dolores de Cospedal, después de que Sufi se hiciera con el servicio de limpieza de Toledo meses antes La citación de Naranjo se enmarca dentro de una ronda de declaraciones que el juez Ruz está llevando a cabo esta semana a políticos y empresarios de municipios de Madrid que supuestamente cobraron y pagaron comisiones por adjudicaciones públicas.

Además de Naranjo, están citados el hijo de Rafael Naranjo y que colaboró con su padre en la empresa, Gonzalo Naranjo, y los empresarios de la sociedad Teconsa -que también recibió contrataciones públicas- José Luis Martínez Parra y Rafael Martínez Molinero. En marzo de 2011, Rafael Naranjo afirmó ante el juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid Antonio Pedreira, que instruía entonces el caso Gürtel, que pagó un millón de euros a una “tercera persona” por la adjudicación del servicio de limpieza de Moratalaz (Madrid).

DELITO DE COHECHO CONTINUADO

Naranjo presidía Sufi S.A. en 2002, cuando el exconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo, también imputado, ocupaba la concejalía de Limpieza en el consistorio madrileño. El empresario, a quien se le imputa un delito de cohecho continuado, admitió haber realizado ese pago de más de un millón de euros desde la cuenta personal que él tenía en Suiza a otra ubicada también en el país helvético, aunque aseguró que no recordaba a nombre de quién ingresó el dinero.

Aseguró que conocía a López Viejo, aunque mantuvo que no tenía ninguna relación con los supuestos cabecillas de la trama de corrupción, Francisco Correa y Pablo Crespo. Según las investigaciones y los informes policiales que obran en el sumario, Naranjo podría haber pagado a la trama Gürtel una “comisión” de 1.232.074 euros -un tres por ciento del total de la adjudicación- “por su intermediación ante un cargo público con responsabilidades de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid” y con capacidad para adjudicar contratos públicos.