Compartir

Senadores demócratas y republicanos alcanzaron hoy un acuerdo que permitirá la confirmación de los cargos nominados por Obama, y a la vez pone fin a la amenaza del presidente de la Cámara alta, Harry Reid, de revocar las normas de bloqueo históricas del Senado.

Apenas 24 horas antes, Reid había insistido en que, si los republicanos no dejaban de bloquear la confirmación de los siete nominados por el presidente, abriría un cambio en los procedimientos del Senado para despojar a la minoría de su capacidad para retrasar las decisiones.

Esta medida, conocida como “opción nuclear”, hubiera puesto en peligro la capacidad del partido de la minoría para detener o bloquear el voto en casi cualquier materia, desde legislaciones hasta nombramientos judiciales o nominaciones relativamente rutinarias para puestos de la administración.

“Seguramente ha sido el tema más complicado en el que he estado envuelto”, aseguró hoy el senador republicano John McCain, que participó en las largas negociaciones.

“Nadie quiere ver un Armagedón aquí”, dijo el senador Chuck Schumer, demócrata por Nueva York y participante fundamental en el debate que ha tenido lugar con el fin de evitar la paralización partidista en el hemiciclo.

Según el acuerdo, varias de las candidaturas bloqueadas obtendrían una rápida confirmación, incluyendo la del futuro secretario de Trabajo, Tom Perez; así como la de Gina McCarthy, nominada para dirigir la Agencia de Protección Ambiental, y Fred Hochberg, candidato a ser la cabeza del Banco de Exportaciones e Importaciones.

Antes de la ratificación del acuerdo, se produjo el desbloqueo de del nombramiento de Richard Cordray al frente de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor por 71 votos a 29, muchos más de los 60 necesarios.

Según el acuerdo, Richard Griffin y Sharon Clark, nominados a ocupar dos cargos en la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, por su sigla en inglés) deben ser reemplazados por nuevos candidatos, ya que su nominación fue ejecutada por Obama durante el receso de 2012, lo que provocó una demanda legal.

Un tribunal de apelaciones consideró recientemente que las candidaturas de ambos no eran válidas, y el Tribunal Supremo ha aceptado revisar el caso.

Según informó el diario Político, tras alcanzarse el acuerdo, Obama nominará a Nancy Schiffer y Kent Hirozawa en sustitución de Griffin y Clark para la NRLB, cuyas candidaturas serán anunciadas previsiblemente a lo largo de esta tarde por la Casa Blanca.

La séptima nominación es la de Mark Pearce, para repetir como presidente de la NLRB, la cual es probable que sea aprobada cuando se consideren los sustitutos de Griffin y Clark.