Quantcast

La UE negará ayudas financieras a organizaciones israelíes en Cisjordania

BRUSELAS/JERUSALÉN (Reuters) – La Unión Europea dijo el martes que prohibirá las ayudas financieras a organizaciones israelíes que operan en los territorios ocupados, subrayando su preocupación por que la construcción de asentamientos israelíes dañe las perspectivas de paz con los palestinos.

Las directrices apoyadas a finales de junio por la Comisión Europea, el Ejecutivo de la UE, y que se publicarán esta semana dejan claro que, desde el próximo año, las “entidades” israelíes que operan en los territorios no serán aptas para donaciones, premios o préstamos de la UE.

La medida se aplicará a compañías israelíes, universidades u otros organismos que operan en zonas ocupadas por Israel desde la guerra de los Seis Días en 1967, incluyendo los Altos del Golán, Cisjordania y Jerusalén Este.

“La UE ha dejado claro que no reconocerá ningún cambio a las fronteras de antes de 1967, que no sea aquellos acordados por las partes en el proceso de paz para Oriente Próximo”, dijo una copia de las directrices vista por Reuters.

La decisión podría resultar políticamente difícil para el Gobierno pro-asentamientos del Estado judío, que ha calificado esas estrechas demarcaciones como indefendibles, a la hora de firmar acuerdos con la UE de 28 países.

Las directrices están en línea con una petición de los ministros de Exteriores de la UE el pasado diciembre para que todos los acuerdos entre Israel y el bloque no se apliquen en los territorios ocupados por Israel en 1967.

Los palestinos alabaron la norma como un paso concreto contra la construcción de unos asentamientos que temen que les nieguen un estado viable. El gabinete de ministros israelí condenó la iniciativa.

Sandra de Waele, consejera de la UE para asuntos políticos en Israel, dijo en Israel Radio que las directrices materializaban la política de la UE de que “los acuerdos e instrumentos financieros que beneficien a Israel” no deberían aplicarse a actividades o entidades en territorio capturado en la guerra de los Seis Días.

La decisión de la UE fue una expresión de “frustración con la expansión continuada de los asentamientos”, agregó.

La UE, que ha presionado a favor de conversaciones directas para resolver el conflicto palestino-israelí, ha asumido una postura firme contra los planes israelíes de expandir asentamientos en Cisjordania, y ha dicho que podría socavar la perspectiva para una solución negociada.

Unos 500.000 israelíes viven en asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este entre unos 2,5 millones de palestinos. Los palestinos buscan la formación de un estado en Cisjordania y la Franja de Gaza, con Jerusalén Este como su capital.

Israel expresó su preocupación por que los palestinos ahora puedan sentirse envalentonados ante su demanda de que se congele la construcción de asentamientos antes de reanudar unas conversaciones de paz que fracasaron en 2010 por este tema.

Responsables israelíes han expresado su alarma por el aumento de los intentos de defensores pro-palestinos en Europa de aislar al país mediante boicots académicos y comerciales por sus políticas sobre los asentamientos.

Israel, que han instado a los palestinos a volver a las negociaciones incondicionalmente, disputa el punto de vista de la UE, El Tribunal Internacional de Justicia y muchos países de que los asentamientos son ilegales. Considera a toda Jerusalén como su capital, una afirmación que no tiene el reconocimiento internacional.

/Por Adrian Croft y Allyn Fisher-Ilan/

Comentarios de Facebook