Compartir

El ímpetu mayor para este incremento ocurrió en el índice de precios de energía, que subió un 3,4 %, con un incremento del 6,3 % en los precios de la gasolina.

Los precios que pagan los consumidores por los alimentos subieron un 0,2 % en junio.

Si se excluyen los precios de energía y alimentos, que son los más volátiles, la inflación subyacente del IPC el mes pasado fue del 0,2 %, indicó el informe del gobierno.