Compartir

En un comunicado, la entidad multilateral pronosticó que en 2014 las economías asiáticas crecerán un 6,4 por ciento, 0,3 puntos porcentuales menos que lo previsto anteriormente.

“La caída del comercio y la menor inversión han afectado a la economía china, y los efectos colaterales preocupan en la región. Pero también observamos crecimiento en otros países en desarrollo de Asia”, espetó Changyong Rhee, economista del BAD.

Esta previsto que China, la mayor economía en Asia, se expanda este año un 7,7 por ciento y un 7,5 por ciento en 2014, tras crecer un 7,8 por ciento en 2012.

Mientras que otras naciones del Sudeste Asiático como Filipinas disfrutan de un crecimiento sólido, India crecerá este año un 5,8 por ciento, menos del 6 por ciento previsto en abril, según las predicciones del banco.

Además, la inflación en la región está remitiendo gracias a la caída de los precios del combustible y los alimentos, como consecuencia de la menor demanda global y las buenas cosechas, concluyó el BAD.